EL LABORATORIO EN EL DIAGNOSTICO DE LA TOXOPLASMOSIS

 Si bien la toxoplasmosis adquirida es generalmente benigna, la toxoplasmosis congénita y la toxoplasmosis del inmunodeprimido son graves.

Se necesita un diagnóstico precoz y fiable para poner en práctica la terapéutica. La neurotoxoplasmosis del inmunodeprimido puede ser mortal en ausencia de tratamiento. El riesgo de transmisión transplacentaria baja a la mitad después de que se prescribe quimioterapia a la mujer encinta.

El objetivo del laboratorio en serología toxoplasmótica es:

  • detectar lo más precozmente posible una seroconversión.
  • determinar el estado inmunitario de la mujer.
  • en caso de serología positiva tratar de determinar la antigüedad de la infección.
  • investigar una infección intrauterina.

Para esto, nuestro laboratorio cuenta con TRES herramientas fundamentales:

  • Toxoplasmosis IgG: tecnología ELISA fluorogénico (bioMérieux) . Gran especificidad por el uso de antígenos específicos (p30 de la membrana del Toxoplasma). Resultados en unidades internancionales (UI), según patrones de la OMS.
  • Toxoplasmosis IgM: tecnología ELISA fluorogénico (bioMérieux), con inmunocaptura de IgM, lo que da gran sensibilidad y especificidad. Esta técnica se correlaciona en un 100% con la técnica ISAGA (bioMérieux) que es la referencia mundial en investigaciones de anticuerpos antitoxoplasma IgM, con la ventaja de la lectura objetiva y automática.
  • Toxoplasmosis avidez de las IgG: tecnología ELISA fluorogénico (bioMérieux) se basa en el principio siguiente: a medida que progresa la reacción inmunitaria contra un mircrorganismo se produce un cambio en la avidez de las IgG, siendo las IgG del comienzo menos ávidas por el antígeno que las producidas tiempo después. De esta manera el hallazgo de IgG poco ávidas nos conduce a un diagnóstico de infección reciente.

UTILIDAD DE LAS DISTINTINTAS TECNICAS

La determinación de las IgG es lo primero que debe hacerse de manera de conocer el estado inmunitario del paciente (infección- no infección). Una segunda muestra nos permite determinar la evolución de los anticuerpos.

La determinción de IgM es de utilidad en el diagnótico de las infecciones recientes pues el sistema inmunitario cambia el isotipo de las inmunoglobulinas durante el transcurso de la infección ( de IgM pasa a IgG)

La avidez de las IgG es especialmente útil como una herramienta más para el diagnóstico de infección aguda, sobre todo teniendo en cuenta que muchas veces las IgM tardan en desaparcer (a veces hasta 2 años en toxoplasmosis !), confundiendo una infección reciente con una antigua.

Estas tres técnicas representan el aspecto más avanzado del diagnóstico serológico de la toxoplasmosis en el laboratorio.